Tuesday, October 13, 2009

Toma de decisiones

Aún a expensas de parecer pedante, incómodo y pasado de moda (démodé que dicen los franceses), es importante ser capaz de tomar decisiones... Siempre, sobre todo en los momentos críticos... ¡Qué fácil resulta enunciarlo!
Con casi medio siglo a las espaldas, resulta que aún se puede descubrir la belleza de ser dueño de las propias decisiones... Hace que uno se siga sintiendo joven...
Joven dentro, pero henchido de bellas, múltiples y variadas experiencias...
En la adolescencia uno toma decisiones a la brava, caiga quien caiga... Eso imprime carácter...
En la juventud uno toma decisiones más o menos meditadas... Eso corrige los errores anteriores e imprime más carácter...
En la madurez uno medita mucho más las decisiones que tomaría a la brava... Y eso encoge el carácter... Son tantas las heridas del camino que uno se tienta la ropa antes de hacer nada...
Pero la vida, como dice el poeta, el camino, se hace al andar, y al echar la vista atrás sólo se ve la senda que no se ha de volver a pisar...
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar (Antonio Machado)

2 comments:

Anonymous said...

Siempre existe el riesgo de equivocarse. Pero, para mi gusto, la mayor equivocación es no decidir y que la vida pase sin más por el costado.
A veces, hay que volverse un poquito adolescente, elegir una ruta y caminar sin mirar atrás. Saltar... como dice Alex R.
Un abrazo fuerte.
Madam Scissors

Miren said...

Que bien dichas las palabras de Madam Scissors, y que gran consejo, pero también comprendo, como decimos aquí... it´s easier said than done...
Recuerdo las palabras de la gran mujer que me dió la vida, y que me enseñó a tomar decisiones... ¨si uno puede perder lo más querido que es una madre y el tiempo cura la herida... porqué no el de un amor?
Besos!
Te quiero