Sunday, October 16, 2011

30 días...

Treinta días no es nada...
Un paso de hoja de calendario, un click en la pantalla del calendario de mi navegador...
Cenizas de un sueño dorado que nunca pudo ser...

Wednesday, July 13, 2011

Distilled

Dice la Encyclopaedia Britannica (1969 - versión íntegra no actualizada heredada en los '90 de mi padre): Distillation, an operation involving the conversion of a substance into vapour which is subsequently condensed to the liquid form. Esta operación precisa de calor, para que los elementos más volátiles se evaporen.

La vida calienta día a día nuestra alma-sustancia envuelta en ese caparazón-caldera que nos acompaña desde que nacemos y evapora ilusiones, pensamientos, sentimientos, anhelos y deseos, dudas y certezas que, tras atravesar nuestro corazón (capacete y caño), traspasan el serpentín neurológico que albergan nuestras sienes y, en algunos casos, deposita una frágil gota destilada en el contenedor que dispongamos al efecto: una página en blanco, un arpegio de guitarra, un lienzo, un etéreo tablón en la nube...

Ni la sustancia, ni la caldera, ni el capacete, ni el caño, ni el serpentín, ni el recipiente y ni mucho menos la gota, pretenden otra cosa que servir para lo que están: ser partes de un proceso inexorable. No hay otra intención en la destilación que la de ofrecer, gota a gota, lentamente, algo destilado que no podría obtenerse por otros medios.

Monday, July 11, 2011

B.O.S.

Tres letras, un acrónimo, o no, que podrían significar cualquier cosa... Con una "S" más (boss), sería "jefe" en la lengua franca actual. Podrían acaso ser las iniciales de Benito Ortega Sarmiento... U otra persona cuyas iniciales encajasen en el patrón. Podrían también indicar tres lugares distintos, pero con un denominador común: triángulo geográfico-cósmico misterioso sólo revelado a los iniciados.

A veces hacemos viajes erráticos, llevados por la pura intuición, que acaban en paraísos siempre soñados nunca antes vividos...

Otras, viajamos a paraísos soñados, llevados por la pura intuición, que acaban en sueños erráticos vividos...

Lo inevitable, a pesar de los sueños, a pesar de las intenciones, es el choque con la realidad cuando se viaja juntos y descubrimos que quien está a nuestro lado vive uno mientras tú vives el otro...

Sunday, March 13, 2011

Pocas palabras

Casi sin aliento por la noticia, recuerdo con cariño los muchos momentos en los que fuiste un gran apoyo y un referente fundamental en mi vida.
Ha pasado casi un año desque que iniciaste tu viaje final... Retomo esta entrada hoy 19/01/2012... Y todavía te echo de menos...
Tu nombre fue siempre un reflejo de tu designio: María del Rosario del Rey...
Suya eras, y a Él volaste...
Quienes, tantos, muchos, te queremos, te extrañamos con cariño.
Vela por nosotros y los nuestros...
Un beso de hermano pequeño, muy, muy pequeño...

Wednesday, March 09, 2011

Desde mi ventana

Esta vez no en un lugar lejano, ni extraño, pero compartiendo la experiencia de tantos y tantos viajes lejanos y extraños, de tantos lugares ajenos y remotos...
Miro por la ventana y veo dos puentes desde una perspectiva nueva. Por la ribera izquierda transcurre sereno el verde tranvía, rememorando tiempos pasados y abrazando la modernidad con su grácil figura... La ría fluye serena a la luz de una sonrisa lunar tenue, inquieta y movediza... Cada vez que vuelvo a asomarme es la única que cambia de sitio jugueteando por encima de los tejados, de las torres, en el ingrávido telón oscuro de la noche...
Todo, lenta e inexorablemente, tiende a la calma. Es hora de dormir...

Tuesday, March 01, 2011

Entre líneas

Encontrado en un cuaderno manuscrito, entre unos libros viejos en un puesto del rastro. Tapas rojas, de pequeño tamaño. Caligrafía grácil y armoniosa. Escrito a lápiz... Sin fecha, ni firma, ni datos relevantes para conocer ni al autor (o autora) ni al destinatario o destinataria... Lo comparto en la red por la ternura que rezuma...

"Cada línea que leo de tí me envuelve de la pasión que (creo) te abrasa por mí. Perdona si digo cosas que no son ciertas o jamás las pretendiste. Pero cuando te leo, no sé si soy yo quien interpreta lo que quiere o eres tú quien me dice lo que no se ve. Tiemblo y me turba entender lo que esperas de mí... ¡Gracias por tus deseos! Todos y cada uno de ellos. Sabes, y lo sabes de sobra, que tus palabras no sólo hacen vibrar mi alma... Despiertan todos los sentidos de mi ser y los llevan a límites que me ruborizan sólo al pensarlos. Sabes también, mejor que yo si cabe, que te llamaría a cada instante sólo por oír el aliento de tu voz... Tu risa nerviosa al escucharme y no saber (o no querer) dejarme oír directamente de tus labios lo que escribes... Tus pies sobre la fría arena, cerca del mar... El eco de tus pasos cerca del rastro... Tus anhelos y desvelos cuando, paseando por la gran ciudad o la pequeña playa, con esa ternura que me desarma hasta las cenizas, me haces saber que piensas en mí. Saber qué piensas de mí. Tambien lo que esperas...

Si fueras mujer, si fueras hombre, la intensidad de tu sensibilidad despistaría a todo el mundo en torno: demasiado frágil para ser hombre, demasiado al límite para ser mujer..."

La página se terminaba con los puntos suspensivos. En el reverso sólo se veía el amarillento fondo de algo que fue blanco hace tiempo. Seguí pasando las hojas para continuar leyendo. Tras unos minutos de inútil búsqueda, comprobé que nunca sabría nada más...

Friday, February 18, 2011

Alma romántica

Desmonto la estantería. Los libros ya los empaqueté anteayer...
Al sacar el tornillo del tercer estante de la izquierda, mi mente retrocede en el tiempo a aquella primavera en la que fue puesto en el sitio que ahora abandona...

¡Cómo lucía el sol! El limonero no daba abasto al centenar de limones que lo humillaban hasta el suelo. El césped, recién sembrado, empezaba a despuntar entre los terrones de tierra...

Me siento y me quedo mirando el estante del que acabo de quitar el tornillo. "¿Por qué no te callas?", le digo mientras intento deshacer la tela de araña que envuelve mi alma y que ralentiza mis movimientos...

"¡Termina ya! ¡Date prisa!", oigo que me digo... "¡Es hora de partir!"

Me siento adherido a ese estante, a aquel instante... Es hora de partir...

Thursday, February 17, 2011

Corolario a un santo dicho

Con todo mi respeto y admiración, he recordado una frase del gran Ignacio, el de Loyola.
Decía él: "en época de tribulación, no hacer mudanza".

A veces la vida hace que, sin previo aviso, sin gana alguna, incluso muy a tu pesar, tengas que mudarte sin remedio...

Y, como regalo de Ignacio, vino a mi cabeza: "en época de mudanza, no tener tribulación"...

17/02/2011

Desperezo mi mente, mi vida, tras casi dos meses no de hibernación sino de singladura por los mares de la existencia... En esas 24 interminables y eternas horas... ¿O tal vez de acovachamiento?

Tras esta catatonia vital, doloroso - aunque no mortal- letargo, abro los ojos y, al menos hoy, luce el sol, radiante... El cielo azul, maculado por blancas nubes, que no amenaza ni lluvia ni tormentas... Un nuevo día todo (y sólo) para mí...

Miro al horizonte y, como siempre, según su tierna travesura, me guiña un ojo invitándome a acercarme, a explorarlo, a no detenerme hasta alcanzarlo, aunque de sobra sabe que nunca lo conseguiré...

Sabe que no puedo resistirme y no caminar. Sabe que, aunque a veces parezca desfallecer, sólo sé mirar hacia adelante... Irracionalmente me dejo seducir por sus encantos y, en cuanto consigo erguirme de nuevo, echo a andar...

Decía el poeta: "¡Caminante! ¡No hay camino! Se hace camino al andar..."